miércoles, 15 de febrero de 2017

ATENCIÓN PSICOLÓGICA Y ACOMPAÑAMIENTO PERINATAL



ATENCIÓN PSICOLÓGICA

La atención psicológica, es un espacio personal en el que te ofrecemos acompañamiento psicológico, en desde un encuentro de guianza personalizada, donde se promueve el aprendizaje de métodos con un alto grado de eficacia, para alcanzar objetivos claros y concisos de salud y bienestar mental, reconociendo-nos desde nuestra condición como seres bio-psico-espirituales, pudiendo respetar los tiempos y forma personales. Si vives en Antioquia Colombia, encontrarás en este espacio:

  • Permite precisar compromisos y acuerdos contigo mismo y con tu entorno.
  • Te ofrece la oportunidad de crear conciencia acerca de lo que eres, lo que quieres ser y los pasos para llegar allí.
  • Te brinda la opción de cambiar la visión que tienes de las situaciones y de la vida desde nuevos ángulos que amplían el horizonte. 
  • Posibilitándose tener un espacio seguro y tranquilo donde iniciar un proceso de cambio positivo, mejorando el auto-concepto y reconociendo los límites y derechos que tienes como persona.
  • Te facilita un aprendizaje lleno de recursos materiales e inmateriales que tienes y tal vez no creías tener.

ACOMPAÑAMIENTO PERINATAL

La atención psicológica perinatal es un espacio para las madres gestantes, de escucha donde puedes asistir sola o con tu pareja, que te permitirá la oportunidad de escucharte y escuchar a la otra persona que acompaña tu vida, encontrando herramientas para mejorar la comunicación, los tratos y la convivencia.

  • Preparándote para recibir el bebe, y aprendiendo herramientas para desarrollar las capacidades de este de la mejor manera. Mejorando el vínculo con el bebe, de manera consciente, permitiéndote tener una mejor escucha a ti misma y al bebe. 
  • Reconociendo tus capacidades y aptitudes como madre, recordando que además de ello hay otros ámbitos como el ser mujer.
  • Organizar y aprender a planificar mejor tu tiempo y prioridades. 
  • Integrar al padre como parte del proceso de embarazo. 
  • Planear el parto conforme a tus necesidades y posibilidades. 
  • Encontrar la mejor forma de ser y estar en este proceso de transformación tanto a nivel físico como emocional con la maternidad.
  • Concretar los aprendizajes que permite el ser madre, el crecer y madurar desde la experiencia. Permitiéndote vivirla desde el amor y el gozo.



Laura Gil Tamayo
Psicóloga
E-Mail: lauragiltamayo@gmail.com
Celular: +54 301 388 18 64

miércoles, 24 de agosto de 2016

PSICOLOGÍA DEL TRABAJO

Miller (1966) define la psicología como “la ciencia de la vida mental”, refiriéndose a tres fenómenos: comportamientos pensamientos y emociones. La disciplina de la psicología se divide en varias subdisciplinas, hay varias formas de dividir la psicología, una de ellas es teniendo en cuenta las áreas de la psicología básica, estas son: psicología fisiológica, psicología cognitiva, psicología del desarrollo, psicología de la personalidad. Por su parte la psicología del trabajo no es una subdisciplina, sino que se define en su contexto de aplicación, es un área de la psicología aplicada tal como la psicología clínica, la psicología de la educación, psicología de la salud, psicología legal y psicología del deporte.
Las cinco áreas de la psicología básica contribuyen con ideas y técnicas a la psicología del trabajo, sin embargo cuenta a su vez con sus propias teorías y técnicas.
La psicología del trabajo es aquella que estudia el comportamiento, los pensamientos y las emociones de los seres humanos que tienen que ver con su actividad laboral. Se utiliza para mejorar la comprensión y manejo de las personas en el centro laboral. Entendiéndose por trabajo a aquello que los individuos hacen para ganarse la vida (Arnold, J, Randall R, 2012)
La psicología incluye muchos puntos de vista distintos sobre lo que es el ser humano, incluso se contradicen entre si las perspectivas, aun así, al estudiar a los individuos en el trabajo es importante tener como base las distintas tradiciones para profundizar y ampliar el conocimiento sobre el tema.
Desde la tradición fenomenológica, de la cual hace parte el humanismo, se ha utilizado los planteamientos de Roggers para orientar a los clientes en temas de trabajo, incluyendo la decisión de elegir una carrera, sin embargo según plantea Arnold, J, Randall R (2012) los enfoques fenomenológicos no dominan actualmente el área de la psicología del trabajo. No sucede así con la tradición social cognitiva, ya que aunque esta es reciente y a la psicología del trabajo le es lenta la incorporación de nuevas perspectivas teóricas, las ideas propuestas por esta tradición social cognitiva son altamente relevantes para el mundo del trabajo, tomando como ejemplo la forma en que la gente es percibida en selección o evaluación del desempeño.
La tradición de la teoría de los rasgos propone la utilización de inventarios de personalidad, que son cuestionarios detallados laboriosa y cuidadosamente con el fin de que las preguntas sean claras y las respuestas estables en el tiempo, para a partir de ellos determinar cuáles son los rasgos que según Allport (1937) son cardinales, es decir dominantes en todas las situaciones.
Por parte de la tradición conductual, se rescata y tienen en cuenta en la actualidad en la psicología del trabajo los conceptos derivados de las teorías del aprendizaje (Skinner 1904-1990) y del aprendizaje social (Bandura 1977) por ejemplo las recompensas que se pueden utilizar para reforzar conductas deseadas en capacitaciones cuando las ejecutan los aprendices, los cuales también pueden aprender comportamientos adecuados su sin desempeñados modelados para ellos por un modelo competente.
Un perfil es el conjunto estructurado, organizado, distribuido y diseñado de las características que se destacan en alguien y que se requieren para llevar a cabo una función especifica solicitada. Este conjunto no representa la totalidad de la persona, sino sus rasgos más sobresalientes. (Lopez Ospina J. 2005)
Existen varias definiciones de competencias una de ellas aportada por Mertens: quien hace una interesante diferenciación entre los conceptos de calificación y competencia. Mientras por calificación se entiende el conjunto de conocimientos y habilidades que los individuos adquieren durante los procesos de socialización y formación, la competencia se refiere únicamente a ciertos aspectos del acervo de conocimientos y habilidades: los necesarios para llegar a ciertos resultados exigidos en una circunstancia determinada; la capacidad real para lograr un objetivo o resultado en un contexto dado.

Por su parte, Prego afirma que "…aquellas cualidades personales que permiten predecir el desempeño excelente en un entorno cambiante que exige la multifuncionalidad. La capacidad de aprendizaje, el potencial en el sentido amplio, la flexibilidad y capacidad de adaptación son más importantes en este sentido que el conocimiento o la experiencia concreta en el manejo de un determinado lenguaje de programación o una herramienta informática específica.”

Laura Gil
Psicóloga en formación
Universidad de Antioquia

Referencias: 
Arnold, Jhon; Randall, Ray y cols. (2012) Psicología del trabajo Quinta edición. Pearson Educación, México. ISBN 978-607-32-1478-0
López Ospina Janis. (2006). Definición de competencias y elaboración de perfiles ocupacionales para la implementación del sistema de gestión humana en Metroparques. Tesis de grado CD ROM T658.3L864. Universidad de Antioquia Medellín Colombia.

domingo, 8 de mayo de 2016

SALUTACIÓN AL ALBA




Salutación al alba es un poema que Sir William Osler siempre tenía a la vista, y que fue escrito por el famoso dramaturgo indio Kalidasa:

SALUTACIÓN AL ALBA

¡Mira hacia este día!
Porque es la vida, la mismísima vida de la vida.
En su breve curso
Están todas las verdades y realidades de tu existencia:
La bendición del desarrollo,
La gloria de la acción,
El esplendor de las realizaciones...
Porque el ayer es sólo un sueño
Y el mañana sólo una visión,
Pero el hoy bien vivido hace de todo ayer un sueño de felicidad
Y de cada mañana una visión de esperanza.
¡Mira bien, pues hacia este día!
Tal es la salutación del alba.

martes, 26 de abril de 2016

EL CAMBIO Y LOS HÁBITOS POR M.SC. CHRISTIAN BOYER S.

En este mundo tan lleno de matices, olores, sonidos y sabores; nuestras formas de reaccionar ante todas estas experiencias se dan por medio de “mapas mentales”. Estos mapas nos ayudan a ir formando conceptos y reacciones ante cualquier estímulo que se presente.

Una experiencia X puede darse varias veces, o sólo una vez; dichos mapas nos muestran la manera de cómo hacer frente a determinada situación, apelar a nuestra experiencia y la forma en cómo fue resuelta o vivida, ¿cómo nos enfrentamos a tal circunstancia? y ¿qué resultado obtuvimos sea este positivo o negativo? y la forma en cómo puede cambiar el accionar para que si se volviese a presentar algo similar, tener mecanismos de afrontamientos para sobrepasar exitosamente dicha eventualidad.

Los mapas mentales los podemos alimentar y construir en base a hábitos que podremos describir como, tendencias a realizar una misma acción ante determinadas situaciones, en otras palabras, cómo vamos uniendo distintos eslabones en una cadena de pequeñas acciones que entrelazadas nos llevan a un producto o meta final.

Los hábitos también nos pueden ayudar haciéndonos ver que el rumbo que estamos tomando nos va a llevar a buen puerto, es decir, siempre es positivo ver que a lo largo de proceso existen señales que nos hacen ver que el resultado será el esperado y que vamos por el camino adecuado.

Ya vimos el lado positivo de los hábitos que llevan a buen destino pero, ¿qué pasa con los otros que nos aferran como si fueran grilletes a cometer los mismos errores una y otra vez? Son estos los que obstruyen el cambio pues caemos en la costumbre de reaccionar o proceder de semejante forma ante una circunstancia que amerita un cambio de maniobra y producen una crisis personal además de una resistencia a implementar nuevas estrategias para encontrar distintos resultados.

Lo más recomendable ante dicha situación sería reevaluar ¿por qué queremos este cambio? ¿se relaciona con mis valores? ¿con qué recursos cuento para hacer este cambio que requiero? ¿a quienes favorece o desfavorece hacer este cambio? Estas preguntas específicas nos pueden guiar, además de motivar, para emprender el viaje hacia el cambio real y sobre todo comprometernos y mantener acciones sostenidas en un marco cronológico.

Ningún cambio es sencillo ya que requiere de un esfuerzo bastante considerable para que este se mantenga a lo largo del tiempo. Acá volvemos a tocar el tema de los hábitos que, cuidadosamente tienen que ser reemplazados por unos nuevos. En este caso si podemos decir que un clavo saca a otro clavo pues, la mejor fórmula para lidiar con un hábito muy instaurado, resulta precisamente suplantándole por otro hábito en el cual, poder concentrar nuestra energía y enfoque.

Hay formas de robustecer estos hábitos y es por medio de las llamadas anclas. Las anclas pueden actuar desde la manera que para cada uno de nosotros nos es más fácil comprender nuestro entorno (llamado sistema de representaciones): puede ser desde lo visual, auditivo, olfativo o de sensaciones. Poniendo un ejemplo de una persona que tiene más desarrollado su sistema de representaciones auditivo, perfectamente una canción (en este caso sería el ancla) le puede promover un estado anímico enfocado al objetivo que se pretende alcanzar, es decir, está siendo instrumento para proseguir el camino destinado a alcanzar el objetivo deseado.

Una persona que se dedica a meditar, busca melodías que mantengan su estado de concentración y disposición hacia la concentración, la imaginación y relajación entre otras. La música que puede promover ese estado sería una que tenga tonalidades sutiles y armónicas que promuevan alcanzar el estado deseado, ahí se manifiesta el ancla y se genera el hábito.

En resumen un cambio tiene que realizarse enfocados en alcanzar un objetivo, revisar valores que son base de la motivación, a quien puede afectar dicho cambio y que hábitos estoy dispuesto a sustituir y si lo podré mantener a lo largo del tiempo, ¿qué estrategia de implementación y cambio utilizaremos? La herramienta del coaching podría ser muy efectiva para este nuevo paso crucial para que el cambio sea de adentro hacia afuera, o sea perdurable.


Christian Boyer es Coach Ejecutivo con amplia experiencia en Competencias Blandas para Gerentes, Desarrollo de Equipos, Liderazgo, PNL, Inteligencia Emocional, Análisis Transaccional. Tiene una Certificación Internacional en Coaching Ejecutivo y LifeCoaching por The International School of Coaching de España. Licenciado en Psicología Clínica y con una Maestría en Psicología Industrial y Organizacional.

¿QUÉ ES LA MOTIVACIÓN? POR DR. GILBERT AUBERT

La motivación es una mezcla de pasión, propósito, toma de decisiones y compromiso. Es un nivel profundo que genera energía y vida para desempeñarse adecuadamente en la actividad que a uno le apasiona.

Motivación es tener pasión por vivir, es nuestra propia recompensa por nuestro buen desempeño. Con motivación estaremos dispuestos a correr riesgos y tomar decisiones que la mayoría de personas no harían por miedo. También nos da compromiso que es la clave para convertirse en una persona de alto desempeño.

La motivación nos da sentido a la vida. ¿Cuánto esfuerzo estoy dispuesto a hacer? ¿Cuántos obstáculos estoy dispuesto a pasar? ¿Cuál precio estoy dispuesto a pagar?

Motivación es la energía que nos hace seguir y acometer hacia el logro de nuestros sueños, sin excusas, sin quejarse, de manera imparable, haciendo lo correcto y tomando riesgos. Al ser la motivación pura energía, tiene mucho que ver con nuestra bioquímica, con el ejercicio que hacemos y con la manera como nos alimentamos.

¿Cuál es el propósito que nos mueve a seguir adelante? ¿Cuáles riesgos estoy dispuesto a enfrentar? ¿Cuáles son mis necesidades psicológicas internas? ¿En qué clase de persona me quiero convertir? ¿Qué me apasiona en la vida? Estas son algunas de las preguntas que me ayudan a encontrar esa pasión por la vida.

No se puede ser una persona motivada y al mismo tiempo estar confortable, sin correr riesgos, ni tomar decisiones. La persona motivada está comprometida y dispuesta a correr riesgos, pues sabe que puede cambiar su situación actual, que tiene el control de su vida en sus manos, que puede lograr lo que pretenda, sabe que quiere a corto, mediano y largo plazo, se siente contenta y exitosa.

La motivación nos llena y nos da un sentido de logro y control, por lo que la persona motivada ama lo que hace y hace lo que ama. Entonces, lo mejor que podemos hacer por nuestro futuro, por nuestros seres queridos y por nuestra patria, es vivir con pasión y no para la pensión... Revise su nivel de motivación y si el tanque está bajo, haga lo necesario para llenarlo, pues esta es la energía que le da sentido a la vida.


Dr.© Gilbert Aubert. El autor es Coach Ejecutivo, recibió entrenamiento por Coachvillle Spain/TISOC, consultor en Desarrollo del Liderazgo, y Candidato a Doctor en Administración de Empresas por la Universidad Europea de Madrid.

sábado, 9 de mayo de 2015

TRANSFORMANDO EL PENSAMIENTO NEGATIVO EN POSITIVO! POR LIC. MARÍA LUISA CASEIRO

Cuando a diario nos sumergimos en un torbellino de pensamientos negativos, es fácil perder la perspectiva y nos da la sensación de estar atrapados sin salida, pareciera que el fin del mundo está a la vuelta de la esquina, nos invade la frustración y la peligrosísima resignación.

Estamos tan acostumbrados a este tipo de pensamientos que no los cuestionamos, los damos como válidos nada más se presentan en nuestra mente. Si vemos el presente con la misma óptica del pasado, no podemos esperar que el futuro sea algo diferente. Vivir lamentándonos por el pasado no tiene sentido, pensar en aquello que hicimos y no debimos, o en algo malo que nos pasó, solo afecta el presente.

Aprender a vivir en el presente es indudablemente uno de los más preciados logros de los que puede disfrutar una persona. Tenemos dos opciones; quedarnos en un círculo vicioso, sintiéndonos culpables y hundidos, o transformar ese pensamiento negativo en uno positivo, llegó el momento de empezar a buscar soluciones y de seguir adelante.

El pensamiento negativo es una barrera, mientras que el pensamiento positivo ayuda a alcanzar metas pero, no es suficiente imaginar, también hay que actuar.

Comparto con ustedes tres de los pensamientos negativos más comunes que debemos evitar y superar:

No Puedo hacerlo, no es cierto que algunas cosas son imposibles de realizar, una gran cantidad de personas han sido capaces de lograr metas más allá de cualquier expectativa. Existen personas sin extremidades que son capaces de enseñar a sus bocas, lenguas y dientes a sostener un pincel y crear obras maestras.

He fracasado, este es el final, conocer el fracaso no significa que se ha terminado, está bien cometer errores porque aprendemos de ellos. Las personas con más influencia en la historia del hombre, han tenido que batallar con su propia dosis de fracasos antes de convertirse en lo que son o fueron.

Todo es culpa mía, es posible que hayamos tomado decisiones equivocadas pero no es motivo para vivir toda la vida con esta culpa. No nos detengamos en el pasado porque no disfrutaremos el presente.

Como dice el escritor Jackson Brown: “Tu mente sólo puede mantener un pensamiento a la vez, haz que sea uno positivo y constructivo”.

Lic. María Luisa Caseiro - Asesor en Planificación Estratégica y gestión del Cambio